Educación


Nuestra labor es mantener una educación continua que permita darles la seguridad de que los resultados serán satisfactorios.


A continuación detallamos algunas de nuestras técnicas desarrolladas:



Fertilidad:
Capacidad fisilógica de una mujer, de un hombre o de una pareja para producir un hijo o una hija vivo/a.

Enfermedad: Infertilidad


Consultas Iniciales


Tipos de Infertilidad


Fertilidad Asistida


Obstetricia:

La obstetricia es la rama de la medicina que cuida la gestación, el parto y el puerperio (el período que abarca desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado que tenía antes de la gestación).

Los obstetras se encargan no sólo del estado físico de la madre y de su bebé, sino que también cuidan los factores psicológicos y sociales vinculados a la maternidad.

Ginecología:

La ginecología es la especialidad de la medicina dedicada al cuidado del sistema reproductor femenino.

Los ginecólogos, por lo tanto, son los especialistas que atienden las cuestiones vinculadas al útero, la vagina y los ovarios.

Técnicas y estudios:


Ecografía


Técnicas de Laboratorio


Cirugía: Laparoscopía - Histeroscopía
Psicología:

La parte emocional suele ser descuidada ya que se presta más atención a los aspectos fisiológicos de la infertilidad.

Como consecuencia, se suele sufrir en soledad, lo que agrega una nueva tensión a la ya existente, repercutiendo negativamente en los resultados del tratamiento.

Se debe estar preparado para pasar por las diferentes fases:

• Aceptación del problema.
• Evaluación y diagnóstico.
• Tratamiento y resolución del conflicto.

Cada fase tiene sus obstáculos y preocupaciones emocionales, pero existen unas recomendaciones generales que pueden seguirse en todas las fases, para aliviar la carga psicológica que sufre la pareja.


Servicios de Bienestar



Recomendaciones para Enfrentar la Infertilidad:

• Han de seguir, como pareja, este difícil camino juntos; el tratamiento es para ambos, no individual, y si es posible, los dos deben estar presentes en todas las visitas al médico.

• Deben comunicarse regularmente y saber que los sentimientos de ira, frustración y ansiedad son normales y que el apoyo mutuo puede ayudar a superar estos sentimientos.

• Deben leer todo lo que esté a su alcance sobre fertilidad y compartir con otras personas que hayan tenido problemas similares.

• Deben permitirse tener períodos de depresión y ansiedad.

• Deben buscar soporte emocional en amigos, familiares, un consejero profesional o un grupo de apoyo que sea recomendado por su médico.

En algunos casos la solución será fácil, en otros deberá continuar con el tratamiento y hacer todos los intentos que sean necesarios.

En otros casos siempre quedará como solución la adapción de un bebé, o la elección de una vida sin hilos.

Los avances tecnológicos continuarán ofreciendo un abanico de posibilidades para acortar el camino, acercándonos cada día más al día en que la ciencia pueda prometer un 100 por ciento de posibilidades de éxito. Entonces, la infertilidad habrá sido completamente superada.


Decirte o No Decirte:

Una de las dificultades a me que es enfrentan los padres "no biológicos" es qué contar y como contarles a sus hijos su método de concepción.

Las parejas que tienen o tendrán un hijo por reproducción asistida con óvulos o semen donado, muchas veces se plantean si deben o no decirle a sus hijos sobre la donación. Para tratar de orientar a estas parejas vamos a ver cuál es la situación mis natural, es decir lo que hace la mayoría de las parejas que se encuentran en esta situación.

El desarrollo psicológico de un niño se fundamenta, en gran parte, en la calidad de la relación que tiene ese niño con sus padres. Se ha establecido que los niños que tienen lazos afectivos sólidos con sus padres tienen más autoestima, son más sociables y presentan un menor riesgo de sufrir problemas psicológicos a medida que crecen, que los niños que se sienten menos seguros.

Ya que, el sentido de seguridad de un niño con respecto a sus padres depende de la calidad de la interacción entre padre/madre e hijo, se puede argumentar que, mas que el parentesco biológico, lo que determina la salud psicológica de un niño es la sensibilidad y capacidad de respuesta de los padres. En otras palabras, es la calidad de la relación del niño con los padres sociales que lo educan, los que conoce como Papá y Mamá, lo que más importa.

Un problema con el mantener en secreto las circunstancias de la concepción es que el niño puede enterarse accidentalmente por otra persona que lo sabe, o en un momento de crisis familiar como el divorcio de los padres, y por tanto perder confianza en las personas que al parecer lo han engañado.

La comparación de la calidad de las relaciones padre/madre e hijo, y el desarrollo social y emocional de los niños de familias creadas como resultado de los métodos con donación y los de familias naturales y familias con un hija adoptada ha permitido obtener algunos hallazgos interesantes que podrían orientar a los padres a tomar una decisión sobre decirles o no.

En un estudio realizado en la Universidad de Londres por la Dra. Susan Golornbok y su equipo de psicólogos, se comparó 41 familias con un hijo concebido por FIV y 45 con un hijo concebido con donación con dos grupos control de familias ( 43 con un hijo concebido naturalmente y 55 con un hijo adoptado en la primera infancia). Los niños tenían edades comprendidas entre 4 y 8 años, había más o menos el mismo número de niños y niñas en cada grupo y las familias eran lo más parecidas posibles en cuanto a edad de los padres, número de hijos en la familia y clase social.

Los resultados de la comparación indicaron que la calidad del cuidado parental en las familias con un hijo concebido por concepción asistida era superior a la mostrada por familias con un hijo concebido naturalmente, incluso cuando se había utilizado donación. La calidad del cuidado parental de padres adoptivos era similar a la de las padres de niños concebidos por reproducción asistida, la que sugiere que los lazos genéticos son menos importantes para el funcionamiento de la familia que un deseo intenso de ser padre o madre.

Es importante destacar que ninguno de los padres cuyo hijo había sido concebido por donación se lo habían dicho al hijo.

Cerca de la adolescencia, los niños adoptados se interesan en conocer sus padres biológicos.

Existen formatos generalmente aceptados en nuestra sociedad para explicar la adopción, pero no para explicar los procedimientos reproductivos con donación.

Los padres se preocupan por la infelicidad que pudieran causar en el niño. También de que los deje de querer.

Los hijos concebidos con donación tienen un problema que no tienen los padres adoptivos: hay muy poca información que pueden dar al niño acerca de su padre genético. A cada hombre que vea, le surgirá la pregunta ¿será él?. Desde este punto de vista, decirle podría crear mas problemas en vez de facilitar las cosas.